Si pudiera tu perro las recogería


Hoy en día tener mascota es lo más habitual del mundo pero, ¿sabemos cuidarlas?. A día de hoy, en Guadalcázar, hay miles de personas que tenemos perros como animales de compañía, pero somos muy pocos los que cuando los paseamos recogemos sus cacas. En Córdoba es lo más normal del mundo ¿por qué aquí no?, ¿es que acaso en los pueblos nos regimos por otras reglas diferentes?.

Cuando nos responsabilizamos a tener animales, hay que tenerlos en perfectas condiciones y cumpliendo las normativas vigentes. Centrándonos en los perros, si decides pasear por los alrededores de "Huerta Honda" , debes tener muchísimo cuidado porque apenas hay suelo por donde pisar. Todo está lleno de mierdas caninas que impiden el grato paseo por la zona. A veces hemos oído que es abono para el campo o para las plantas, pero nada más cierto de la realidad. Las cacas de nuestros perros contienen miles de bacterias que pueden transmitirnos infinidad de enfermedades a las personas que vivimos en esta localidad y a nuestros propios mascotas.

Aunque al mismo tiempo también quiero recriminar que algunas personas se han tomado la justicia por su mano, y han rociado las calles con comida envenenada. Tal vez no se han parado a pensar que los perros no son los culpables, que al fin al cabo son los que sufren las consecuencias, y que también hay niños/as que pasean por nuestras calles expuestos a este peligro.

La conciencia ciudadana hay que trabajarla de forma individual y colectiva, e incluso con campañas desde el Ayuntamiento. En noviembre de 2013, hubo algo parecido aquí, en la cual las mises de ese año repartieron bolsas para concienciar a los habitantes de la recogida de cacas, pero no ha servido para nada.

Las sanciones económicas o trabajos para la comunidad son algunas de las medidas que se han adoptado en los ayuntamientos de otras localidades para erradicar este gran problema que no sólo afecta a los vecinos/as de Guadalcázar.

Hay muchísimas normativas sobre animales domésticos, aunque he recogido algunas normas que deberíamos tener en cuenta:

-En espacios públicos y privados de uso común los animales deben circular acompañados y conducidos mediante cadena o cordón resistente que permita su control.

-Las propietarios deben impedir que éstos depositen sus deyecciones en cualquier lugar dedicado al tránsito de peatones. En caso de que queden depositadas en cualquier espacio, tanto público como privado de uso común, la persona que conduzca al animal está obligada a proceder a su limpieza inmediata.

-Los animales irán provistos de bozal cuando sus antecedentes, temperamento, características o la situación lo aconsejen, bajo la responsabilidad de su dueño o cuidador.

-En cualquier caso, los propietarios o tenedores de los perros deberán mantener control sobre ellos a fin de evitar tanto las molestias o daños a las personas y a los demás animales, como el deterioro de bienes o instalaciones públicas. Para ello deberán mantener el perro a la vista a una distancia que permita la intervención en caso necesario.

-Los animales potencialmente peligrosos disponen de una normativa específica adicional que les obliga, entre otras cosas, a circular siempre sujetos con una correa de menos de 2 m. de longitud y con un bozal adecuado.

-Queda prohibido el acceso de animales a las áreas de recreo infantil y otras que expresamente se indiquen, así como su baño en fuentes ornamentales, estanques o similares y que beban directamente de grifos o caños de agua de uso público.

Estas son algunas de las muchas normas que debemos respetar todos aquellos que decidimos tener un perro en casa. La tenencia de estos animales nos obliga a cumplirlas por nuestro deber cívico y deberemos ser castigados si no es así.

Yo soy una amante de los animales en general, aunque sobre todo de los perros, y me encanta disfrutar de ellos pero esto no está reñido con ser un buen ciudadano y saber convivir en sociedad.
Imágenes obtenidas de internet.