Viaje a Córdoba


El pasado domingo 4 de junio, el Área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Guadalcázar, organizó y realizó un Viaje a Córdoba, gratuito de plazas limitadas.
Dicho viaje compuesto en dos partes; La Córdoba de las 4 Culturas y Monumento Natural Sotos de la Albolafia.
La salida fue en Los Silos, a las 8:00 horas de la mañana, se comenzó por la ruta turística por el Monumento Natural Sotos de la Albolafia y su entorno.
Esta excursión duró dos horas aproximadamente, era de dificultad baja, en el cual se aconsejaba a los excursionistas llevar ropa cómoda, calzado de repuesto y comida y bebida.
El monumento natural Sotos de la Albolafia es un espacio natural protegido situado en Córdoba (España), declarado monumento natural el 2 de octubre de 2001, mediante decreto de la Junta de Andalucía.
La zona declarada monumento natural es la comprendida entre el puente Romano y el puente de San Rafael y tiene una superficie de 21,36 hectáreas.
Está situado en un tramo del río Guadalquivir con zonas inundables, pequeños afloramientos, barras e islotes; producto de las diferentes fluctuaciones históricas en el nivel del agua del río a su paso por la ciudad de Córdoba.
Incluye diferentes molinos como el molino de San Antonio, molino de Enmedio, el molino de Téllez o el molino de la Albolafia, del que procede su nombre.
La vegetación que acompaña al río en este entorno es principalmente de ribera, encontrándose especies de sauces, álamos, adelfas, zarzas y carrizos. Los Sotos y sus alrededores albergan una importante avifauna. Cada año, se observan más de 110 especies de aves y una colonia de cría de garcilla bueyera y martinete, localizada desde el 2010 cerca del Molino de Martos, aguas arriba del Monumento Natural.
Acoge una muy pequeña población de calamón y solo de vez en cuando al morito. Los avistamientos de nutria son también muy frecuentes.
A continuación, sobre las 10:30 horas aproximadamente, comenzaron la Ruta Turística por el casco histórica de Córdoba para conocer la riqueza y diversidad patrimonial de la diversidad culturales que ha pasado por la Ciudad; es decir, La Córdoba de las 4 culturas, Romana, Árabe, Judía y Cristiana.
El poblamiento de Córdoba se remonta a la Edad del Bronce, si bien la fundación de la ciudad tiene lugar a mediados del siglo II a. C. por el pretor Claudio Marcelo, convirtiéndose en capital de la Hispania Ulterior y más tarde de la Bética, llegando a tomar el título de Colonia Patricia, lo que pone de manifiesto la prosperidad y prestigio de que ya entonces gozaba. Tras la caída del Imperio Romano de Occidente, la ciudad cayó bajo poder del Imperio Bizantino hasta que fue conquistada en el año 572 por el rey visigodo Leovigildo. Hacia finales del siglo VII, las luchas civiles y las intrigas políticas debilitaron el poder visigodo, lo que facilitó la penetración de los musulmanes en la península en el año 711 y la rápida conquista del país, que permanecería bajo la dependencia del Emirato de Damasco. En el año 717 Córdoba se convirtió por sus características geográficas y sus posibilidades estratégicas en capital de al-Ándalus; en 756 el príncipe omeya Abd al-Rahman I logra erigirse con el poder en al-Ándalus y establece el Emirato Independiente de Córdoba; en 929 Abd al-Rahman III proclama el Califato de Córdoba. La ciudad alcanza entonces el cenit de su esplendor.
De cada período histórico aquí reseñado se conservan importantes testimonios materiales en la ciudad. Puentes, murallas, torres, puertas de muralla, molinos, vestigios de mezquitas, iglesias, conventos, palacios, etc., engrosan el vasto y rico patrimonio de bienes inmuebles de Córdoba, a lo que habría que sumar un patrimonio mueble integrado por piezas de pintura, escultura e imaginería, platería y artes decorativas en general de extraordinario valor.
Esta última parte duro cuatro horas aproximadamente, regresaron a nuestra localidad al medio día, todos quedaron muy contentos con la jornada realizada.