Córdoba es la primera provincia de Andalucía en sacar a concurso la distribución de gas canalizado

El delegado de Conocimiento y Empleo, Manuel Carmona, ha presentado esta mañana el nuevo Decreto para la instalación de redes de gas natural en Andalucía y las primeras convocatorias puestas en marcha en la comunidad correspondientes a los municipios cordobeses de de Montoro y Villa del Río.
El pasado mes de julio se publicaban en el BOJA los procedimientos de concurrencia para la distribución de gas canalizado mediante convocatoria pública en estas localidades, abriéndose el plazo para la presentación de solicitudes el pasado 1 de agosto. “Ayer 20 de septiembre se procedía a la apertura de solicitudes que han pasado los requisitos que exigía la convocatoria siendo aceptadas a concurso y serán examinadas por una Comisión de Valoración. Se calcula que como muy tarde, en dos meses, se conozca quienes serán las responsables de la construcción de la red de gas en estos dos municipios” ha explicado Carmona, que también, ha informado que tanto en la convocatoria de Montoro como en la de Villa del Río se han presentado las dos mismas empresas: Redexis Gas SA y D.C. Gas Extremadura SA.
El responsable territorial ha hecho hincapié en que esta nueva regulación de las autorizaciones significa un “impulso” a las redes de gas natural de la provincia, formando parte de la Estrategia Energética de Andalucía 2020, y agilizando y dotando de mayor seguridad jurídica a esta tramitación administrativa en la comunidad autónoma.
El delegado de Empleo ha destacado que la red de transporte de gas natural en la provincia de Córdoba es muy importante disponiendo del 22% de la total existente en Andalucía y experimentando en los últimos años un crecimiento del 46% respecto a la situación de finales de 2007, “esta red posibilita el acceso al gas natural a 11 municipios de la provincia, donde se concentra el 69% de la población, disponiendo en la actualidad de 643 km de canalizaciones.
Según Carmona, esta nueva regulación “da respuesta al crecimiento de las zonas en las que es necesario dirimir entre varias empresas solicitantes a través de procedimientos de concurrencia, “situación en la que se encuentran ahora 28 municipios de la provincia pendientes de proyectos de distribución de gas natural, y para los que en próximas fechas lanzaremos convocatorias como estas dos primeras”.

Decreto distribución gas
El decreto de concurrencia de solicitudes de autorización administrativa para la construcción de instalaciones de gases combustibles por canalización da preferencia al abastecimiento de las instalaciones desde gasoductos, frente a las plantas de fabricación o de gas licuado. Con ello se favorecerá la ampliación y mejora de las redes de distribución de gas natural, infraestructuras fundamentales para la diversificación energética, la transición hacia una economía baja en carbono y la reducción del impacto ambiental.
Para estos supuestos de concurrencia, el decreto establece un procedimiento que incluye proyectos de distribución de gas natural y también de gases licuados del petróleo, así como de transformación de las instalaciones de estos últimos para su integración en las redes de los primeros. Asimismo, se simplifican y clarifican los trámites de autorización para las modificaciones (sustanciales y no sustanciales) de las instalaciones gasísticas y para las extensiones de las redes existentes.
En relación con el ámbito territorial de los proyectos, se introduce la posibilidad de delimitar áreas con mayor detalle que las anteriores basadas en los términos municipales. De este modo, las empresas adjudicatarias gasificarán solamente las zonas concretas que realmente pretendan cubrir, dejando margen a que otras puedan desarrollar proyectos en otros puntos del mismo municipio. Con ello se racionalizan las infraestructuras y se mejora la ordenación de la concesión de derechos sobre territorios.
El procedimiento de concurrencia se inicia por convocatoria pública, bien a instancia de una empresa o bien de oficio por parte de las administraciones interesadas en gasificar un territorio. Los criterios de valoración priman la proximidad de instalaciones autorizadas; la longitud total de la infraestructura; la posición favorable del ayuntamiento sobre la viabilidad urbanística, y la presentación conjunta de la autorización administrativa y de la aprobación del proyecto de ejecución y/o transformación.
Respecto a las soluciones técnicas para garantizar el suministro, obtendrán la máxima puntuación aquellas empresas que propongan un abastecimiento de las instalaciones desde gasoductos y que implanten redes de distribución de alta presión para los polígonos industriales.